Estreno musical del nuevo Espacio Betovi.

2018-11-05T09:15:10+00:00 5 noviembre, 2018|Blog, Comunicación|

Numerosos amigos y muchos alumnos celebraron la inauguración del innovador e inclusivo proyecto impulsado por la violista Julia Lorenzo

El nuevo Espacio Betovi celebró el sábado su inauguración a ritmo de buena música de cuerda, con piezas de bienvenida interpretadas por un grupo de pequeños alumnos, y también con un miniconcierto ofrecido por la violista Julia Lorenzo, al frente del proyecto, junto a dos de sus colaboradoras. Numerosos amigos y muchos alumnos respaldaron el estreno de este nuevo espacio, especializado en el aprendizaje musical y que ofrece diversas actividades y clases para bebés, familias y niños de todas las edades, todas adaptadas para que puedan participar personas con discapacidad intelectual y autismo.

Musicoterapeuta, técnico superior en educación infantil, graduada superior en música (viola) y especializada en métodos de enseñanza musical desde edades tempranas, la violista Julia Lorenzo, con amplia experiencia en voluntariado con diversos proyectos solidarios, impulsó hace dos años la Asociación Betovi para romper barreras y hacer accesible el aprendizaje de la música a todas las personas. Hoy, la “familia” Betovi es ya muy numerosa y ya ha celebrado la puesta de largo de un local cargado de energía positiva, armonía y en el que resuena la pasión por la música.

Un espacio inclusivo a través de la música

Con el objetivo de acercar la música a todas las personas y capacidades, el Espacio Betovi ofrece un amplio programa. Para las edades más tempranas, Betovi realiza sesiones de música para bebés de 2 meses a 3 años, acompañados de sus padres. Estas sesiones envuelven a los bebés en un ambiente sonoro de canciones, baile, juegos con el ritmo y la voz, que despierta su curiosidad y su deseo de sonar.

Otra de las actividades de Betovi son las sesiones de música y movimiento, que están distribuidas dependiendo de la edad, desde los 3 años acompañados de un adulto, a los 4 y 5 años, sin adulto. Actividades de movimiento, audición, expresión corporal, percusión… basadas en diferentes métodos de educación musical se complementan en estas sesiones.

Para niños a partir de seis años, las clases de expresión y educación musical introduce en la parte más teórica de la música, a través de materiales atractivos, juegos muy divertidos y variados adaptados a la situación y capacidades de cada uno. La oferta de actividades se completa con las clases de instrumento que ofrece de violín y viola, desde los 3 años.

Un espacio creativo y compartido

El Espacio Betovi complementa su oferta con el alquiler de varias salas para la realización de actividades distintas a las que ya se imparten en la sede. Yoga, pilates, clases de refuerzo, idiomas… profesionales de las distintas disciplinas podrán ocupar estos espacios para ampliar así el listado de propuestas de este local abierto a la creatividad y al emprendimiento. Para más información, contactar directamente con espacio@betovi.es.