Broto ha visitado la red de centros y servicios de la entidad, acompañada por el presidente del patronato, Sebastián Loriente, la directora, Teresa Muntadas, profesionales, usuarios y representantes de las familias

La consejera de Ciudadanía y Servicios Sociales, María Victoria Broto, ha visitado esta mañana la red de centros y servicios de Fundación CEDES, y ha felicitado a la entidad por su modelo innovador “que demuestra que no hay que poner límites a las personas con discapacidad intelectual”. La consejera ha asistido junto con el secretario general técnico de Ciudadanía y Derechos Sociales, José Antonio Jiménez, y han recorrido las instalaciones acompañados por el presidente  de Fundación CEDES, Sebastián Loriente, la directora, Teresa Muntadas, profesionales, usuarios y representantes del Patronato y las familias.

 Durante la visita, María Victoria Broto ha podido conocer el día a día de la actividad de la entidad a través de su servicio residencial “Hogares CEDES”, el Centro de Día y Ocupacional, Formación y Rehabilitación, Centro de Empleo, Colegio y programa de Transición a la vida adulta, cuya totalidad de las plazas están concertadas con el Gobierno de Aragón. Fundación CEDES atiende a 201 personas con necesidades de apoyo especiales, cuenta con un equipo de 95 profesionales especializados comprometidos e implicados con la inclusión, y el apoyo de 40 voluntarios y una amplia red de colaboradores.

La directora de la fundación, Teresa Muntadas, ha explicado que ya se trabaja en nuevos proyectos de ampliación para el Centro de Día, Ocupacional y Residencia, dado que actualmente todos los servicios están al 100% de ocupación. Por su parte, el equipo de profesionales ha presentado el modelo de trabajo de los 18 programas transversales que se desarrollan en la entidad para potenciar las competencias personales y también sociales de las personas con discapacidad intelectual o con autismo. En este sentido, se trabaja coordinadamente tanto desde la comunicación, como desde la accesibilidad cognitiva, la utilización de la tecnología, y la promoción de la autonomía y el desarrollo personal a través de múltiples actividades de cultura y ocio inclusivo, así como de servicios específicos para promover las competencias emocionales, fundamentales para las relaciones interpersonales, la prevención de riesgos y el bienestar social y personal.

Los usuarios de Fundación CEDES son niños, jóvenes y adultos con diferentes necesidades de apoyo, grados de afectación y distinta etiología, que a lo largo de las distintas etapas de su vida necesitan distintos centros y servicios especializados. CEDES defiende y practica la igualdad de las personas con discapacidad intelectual como ciudadanos y ciudadanas activos. La fundación tiene su sede en el barrio zaragozano de San Gregorio (c/ San Cristóbal, 4), se creó en 1975 y desde 1999 la fundación ha abanderado la innovación en el desarrollo de un modelo de servicios que se ha convertido en un referente por su atención centrada en las capacidades de las personas y la inclusión.