• Acompañada de su sobrina Alba, protagonista de la foto ganadora, recogió el galardón de manos de la Vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en un acto celebrado este lunes en Madrid
  • La obra, titulada “Empoderada”, se muestra hasta el 4 de diciembre en la exposición fotográfica ‘Empoderando a las niñas con discapacidad para el disfrute de una vida libre de violencia’

María Jesús Serrano Lahoz, codirectora de la agencia de eventos y comunicación Ideasamares, ha ganado el Segundo Premio del IV Concurso de fotografía “Generosidad”, organizado por Fundación CERMI Mujeres, junto al Real Patronato sobre Discapacidad. Este lunes, coincidiendo con la conmemoración del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, la Fundación CERMI Mujeres celebró la entrega de premios y la inauguración de la exposición fotográfica que muestra las obras ganadoras bajo el título ‘Empoderando a las niñas con discapacidad para el disfrute de una vida libre de violencia’.

Acompañada de su sobrina Alba, protagonista de la foto que lleva por título “Empoderada”, María Jesús Serrano recogió el galardón de manos de la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo, que presidió el evento.

El acto, plenamente accesible y con una gran carga reivindicativa, acogió también la lectura del manifiesto elaborado por la FCM con motivo del 25N para visibilizar las diferentes formas de violencia machista que sufre la población femenina con discapacidad.

La muestra inaugurada, que exhibe las obras premiadas, se puede visitar hasta el 4 de diciembre, en la sede de la fundación (C/ Recoletos, 1). Las fotografías galardonadas son ‘Tu potencial es infinito’, de Vicente Guill Fuster,; ‘Empoderada’, de María Jesús Serrano Lahoz, y la obra del fotógrafo Manuel Delgado, con el primer, segundo y tercer premio, dotados con 3.000, 2.000 y 1.000 euros, respectivamente. El jurado ha valorado en estas obras su originalidad, calidad técnica y estética, la sensibilidad social, capacidad crítica y comunicativa, así como la adecuación al tema propuesto.

“EMPODERADAS, LIBRES Y DIVERSAS”

 Tras la entrega de premios, cuatro mujeres con discapacidad, entre ellas Alba, dieron lectura al manifiesto elaborado por CERMI Mujeres bajo el lema ‘Las mujeres con discapacidad empoderadas, libres y diversas reivindicamos nuestro derecho a una vida libre de violencias. ¡Ni una menos!’. El manifiesto ha sido elaborado en todos los formatos que garantizan su plena accesibilidad y puede leerse íntegramente en este enlace.

“La violencia contra las mujeres es una violencia estructural que se ceba de una manera muy particular con las que tienen discapacidad, por lo que cada asesinato de una mujer, cada golpe, cada denuncia presentada por violencia de género es un asunto de Estado y así debe ser abordado por los poderes públicos”, señala el manifiesto.

MEJORAR LA DEMOCRACIA

 En su intervención, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Igualdad en funciones, Carmen Calvo, denunció la mayor exposición a la violencia que sufren las mujeres y niñas con discapacidad, por lo que indicó que “tenemos que seguir mejorando la democracia y haciéndola más profunda”. “Venimos de un tiempo de circunstancias políticas complejas, pero tenéis que saber que estamos firmemente decididos a profundizar en la democracia y a hacer que nadie la ponga en riesgo”, enfatizó Calvo, quien apuntó la necesidad de acometer medidas legales como la reforma del artículo 49 de la Constitución para reforzar la protección de los derechos fundamentales de las personas con discapacidad.

Asimismo, la vicepresidenta señaló que “es de justicia considerar que en torno a las 3.850.000 personas que en nuestro país tienen discapacidades, hay una parte muy importante de mujeres y niñas que tienen un doble problema por el hecho de ser mujeres. Que afrontan la violencia contra ellas con mayores dificultades para identificarla, para denunciarla, para defenderse de ella y para que haya una sociedad más comprensiva para entenderlas”.

 Por su parte, la presidenta de la Fundación CERMI Mujeres, Concha Díaz, alertó de que “todas las mujeres y niñas con discapacidad tenemos mayor riesgo de sufrir violencia, por lo que es fundamental que nos acompañen las administraciones”. Además, exigió que “ninguna mujer o niña con discapacidad que sufra violencia o abuso se quede sin atención” por el hecho de estar limitada su capacidad jurídica, por que dependan de una tercera persona, por barreras de acceso a la justicia o por falta de accesibilidad de los recursos existentes.

Del mismo modo, aseguró que son muchas las formas de violencia que se pueden ejercer contra las mujeres y niñas con discapacidad, poniendo como ejemplo las esterilizaciones forzosas. “Si hablamos de una sociedad digna como es la española, no podemos seguir aceptando esta práctica”, concluyó.

Vídeo del evento aquí